¿QUÉ ES LA SEDA?

La seda es una fibra que procede de capullos de los insectos vulgarmente conocidos como “gusanos de seda”. La fibra es tejida por el gusano que se alimenta de hojas de morera.

Para desenrollar la seda de los capullos hay que ablandar la goma natural con agua caliente, lo que permite una separación fácil sin romper las finas fibras.

Este tipo de hilado se originó en China en el siglo XXVIII A.C y fue desarrollado por la esposa del emperador Huang ti. Desde entonces, llevar una prenda  de seda es un símbolo inequívoco de clase y distinción, puesto que por su gran valor natural y su escasez de producción se utiliza solo para fabricar prendas de alta calidad.

Las prendas de seda poseen una protección térmica elevada y otorgan un confort supremo.

La ropa de seda requiere un cuidado especial a la hora de llevarla , como protección del roce con el collar, pulsera o el bolso, evitando la aparición del efecto “pilling”.

 Si realiza un seguimiento estricto de las siguientes  instrucciones de lavado y las instrucciones de la etiqueta en el interior de la prenda, podrá disfrutar de  un buen aspecto de la misma durante mucho tiempo.

CUIDADO DE LAS PRENDAS

  • Es posible que en los primeros lavados verá un poco de tinte, no se preocupe , es normal.
  • No dejar  la prenda en remojo ni mezclar con otras prendas.
  • Lavar a mano con jabón suave o con champú.
  • No escurrir , ni estrujar en exceso.
  • No dejar en el sol directo o cerca de las fuentes de calor.
  • Evitar contacto con alcohol y lejía.
  • Planchar al revés ligeramente húmedo a temperatura media.